Somos más que un cuerpo.

No era mi intención escribir una entrada sobre esto, pero creo que si no hablo de ello, explotaré. Y que casualidad, que en un dialogo de mi próxima historia se trate precisamente este tema.

Fragmento de Llenaré tus días de vida:

Te dedicas a lo que te apasiona, Dakota. Y ese es el mayor éxito al que un ser humano debe aspirar. Así que, no creo para nada que tú seas una fracasada. Es más, si vamos a comparar; en este momento, aunque no haya leído nada tuyo, te aseguro que te admiro mucho más que a todas esas escritoras que mencionaste. Y te aclaro que Rowling marcó mi adolescencia. Pero desgraciadamente, en el mundo de la escritura y el arte, al igual que en muchas otras profesiones, el patriarcado y el sexismo sigue tan latente, que muchas mujeres continúan viéndose en la obligación de utilizar un seudónimo con las iniciales de su nombre para ocultar su género a simple vista. Deberíamos haber avanzado y eso debería haber quedado muy atrás, pero nuestra sociedad está cubierta por una cortina de hipocresía. Así que, me siento orgullosa de que existan mujeres y escritoras como tú, que no se esconden y se rebelan contra el sistema.

Hace algunos años vivía indignada con el mundo. Estudié Integración Social, trabajé con mujeres victimas de violencia de género y soy feminista (no hembrista) con cada poro de mi piel. Digo que “hace algunos años”, porque he tenido que aprender a controlar la manera en la que el machismo que se ve a diario, afecta a mi vida personal y mis emociones. En estas fechas concretamente, es muy usual escuchar hablar sobre la segmentación de los juguetes (“¡No le compres esa cocinita, que es de niña!”) Se me ponen los pelos como escarpias cada vez que alguien a mi alrededor lo hace, y en lo único que pienso, es en el tiempo que voy a pasar cabreada cuando se trate de mi hijo o hija. Porque así es la gente; con toda su buena intención, te llenan de ropita rosa si tu bebé va a ser niña, azul si será niño o amarilla si todavía no se sabe (no sea que se vayan a equivocar). No les culpo. Es lo que han visto toda su vida y lo que a día de hoy, siguen viendo. Pero tampoco puedo evitar el escalofrío que me recorre por dentro cuando veo que somos nosotros/as mismos, quienes seguimos alimentando la desigualdad. Porque la actitud pasiva que tomamos, es incluso peor que el propio machismo. La desinformación no es una excusa, limpiarnos las manos no es una solución. Si nosotras/os no cambiamos el mundo, nadie lo va a cambiar.

Vale, les mentí. No he conseguido aprender a controlarlo. Basta una pequeña chispa, para que todos esos detalles que voy acumulando, exploten, sumergiéndome en un manto de indignación, enfado e impotencia, por esta sociedad que construimos día a día. Y en este caso, la pequeña (GRAN) chispa, tiene nombre propio; Eloísa Gonzáles.

wmplayer-2012-01-25-16-07-08-07
Sí, tú, “mi niña”.

Eloísa González, es una PRESENTADORA, ACTRIZ Y MODELO de la Televisión Canaria (España), conocida principalmente por ser, durante años, la encargada de conducir uno de los mejores (y pocos) programas de humor que existen en la televisión, además de diversos trabajos publicitarios, galas de carnaval y una larga y elaborada carrera profesional, que la han hecho ganarse el puesto, año tras año, de conductora oficial de las campanadas de fin de año en las islas. En esta ocasión no iba a ser menos, y el pasado 31 de diciembre, Eloísa se comió las doce uvas junto a muchos canarios y canarias, desde la isla de La Gomera. Recuerdo que esa noche le dije a mi pareja: “Es el primer año que no voy a ver las campanadas de Eloísa”. Lo dije con tristeza, porque para mí es una tradición desde hace varios años y en esta ocasión, al vivir en otra comunidad autónoma, no tuve oportunidad de hacerlo. Ese sentimiento de tristeza, sólo lo puede conseguir alguien que realmente te llegue en su manera de comunicar. Alguien que por cualquier motivo, te haga elegirla cada año, entre muchas otras opciones. Esa es Eloísa. eloisa

Pero mi sorpresa vino dos días más tarde, cuando mi pareja llegó a casa preguntándome: “¿Cómo se llama la presentadora de la que me hablaste el sábado. Esa que te gusta tanto?” Eloísa Gonzáles, le dije. “Pues están hablando de ella por toda la red, porque dicen que su vestido se abrió la otra noche y no llevaba ropa interior”. En ese momento, el escalofrío del que hablé unas lineas más arriba, volvió a recorrerme por dentro y no quise buscar la noticia, ni leer nada sobre el tema, porque sabía lo que iba a ocurrir. Pero resulta, ¡Qué no hizo falta! Abrir cualquier página de internet desde el sábado, es encontrarse con titulares como este:

15822548_10211691827356485_1790973218640130062_n

Por eso tuve que escribir esta entrada. Porque ya basta de hipocresía. Éste es el país en el que vivimos. Un país en el que el vestido de una mujer es noticia durante tres días seguidos y sin embargo, no lo es su carrera profesional, su talento y su capacidad para emocionar. Adjetivos que esas personas que escriben los artículos, ni siquiera conocen. Porque NUNCA se han sentado un domingo por la noche a ver su trabajo, reírse con ella y disfrutar de una calidad de la que muchos programas de máxima audiencia a nivel nacional, CARECEN. El vestido transparente de Cristina Pedroche y la abertura en la falda de Eloísa González, son las únicas noticias de las que se habla en estos días, acerca de las campanadas de fin de año.

Es muy triste, pero también muy real. Somos más que un cuerpo o un vestido. Somos profesionales, que día a día tenemos que luchar el DOBLE para conseguir la mitad. Ya basta de objetivizar a la mujer, basta de menospreciarla e infravalorarla. Basta de desigualdad. Comencemos desde el principio, desde unificar el género de los juguetes o el color de la ropa, hasta VALORAR el trabajo que día a día llevamos a cabo.

Eloísa, gracias por tantos años de risas y emoción. Gracias por conseguir que este 31 te haya extrañado. Espero verte en las campanadas del 2017.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s